Por Max Olivella

Seguro que muchos de vosotros habéis oído hablar del Bitcoin y hasta del Ethereum. Bitcoin fue la primera implementación de la tecnología Blockchain, desarrollado por Satoshi Nakamoto, seudónimo del cual todavía ahora se desconoce su identidad. En 2009, Nakamoto lanzó al mercado el concepto Bitcoin, como un sistema P2P (peer to peer) de dinero digital.

¿Y a qué nos referimos cuando hablamos de tecnología Blockchain? Imaginad que tenéis una serie de datos guardados en un servidor de vuestra casa. Pero son tan importantes que los decidís guardar también en el servidor de vuestro trabajo y en el de casa de un amigo. Para asegurar la integridad de estos datos, conectáis las tres bases de datos para que se mantengan actualizadas según vayáis añadiendo información, pero con un método que comprueba que cada cambio que se realiza sea valido y legítimo.

¿Qué es la red Blockchain?

Ilustración esquemática de una red Blockchain formada por diferentes nodos (usuarios).

Ahora imaginad que os ponéis de acuerdo con alguien que tiene organizado el mismo sistema para guardar los datos conjuntamente y conseguir así aumentar el numero de nodos y consecuentemente la seguridad. Ahora imaginadlo a gran escala: esto es, mas o menos, una Blockchain.

¿Porqué “cadena de bloques”?

El concepto cadena de bloques surge de la estructura de esta sistema. La base de datos que conforma la Blockchain está constituida por diferentes bloques (también entendidos como registros o inputs de información) que se van añadiendo por orden temporal y en la que cada bloque contiene cierta cantidad de información.

La descentralización del sistema

Esta cadena de bloques tiene una característica única y muy relevante: la descentralización del control de las transacciones. Y es que esta tecnología prescinde de intermediarios que comprueban y validen las transacciones, sino que esta red está distribuida en diferentes nodos independientes (servidores que almacenan información), que son los encargados de registrar la información y validarla.

Un ejemplo práctico serían las transacciones de Bitcoin en las que un usuario X envía una cantidad de Bitcoins determinada a un usuario Y: el usuario X dará una orden de envío que será transmitida a todos los nodos de la red. Cada uno de los nodos deberá verificar que esa transacción es legitima y cuando haya consenso entre todos la transacción será  ejecutada y añadida a la cadena de bloques, donde será registrada para siempre.

Así funciona el BlockChain

Esquema del funcionamiento de la Blochchain paso a paso.

Es así como podemos decir que este sistema actúa como un gigantesco libro de cuentas, el cual permanece abierto a todo el mundo, ofreciendo un sistema totalmente transparente y libre a cualquier consulta.

El uso de esta red de nodos independientes, permiten la sincronización entre todo el sistema, el cual aporta la irreversibilidad de cualquier transacción. Esto se consigue ya que todos los datos están replicados a lo largo de diferentes nodos que conforman la red, de forma que si un dato es modificado por un usuario, no afecta en su totalidad hasta que no se apruebe su validez en la totalidad del sistema.

Trazabilidad de la información en la tecnología Blockchain

Otra de las propiedades de esta tecnología es la trazabilidad de la información: la base de datos que conforma la Blockchain entrelaza los bloques para facilitar la recuperación de la información y para asegurar que esta no sea modificada ni alterada. Esto se consigue mediante una función criptográfica (denominada hash) que permite codificar los datos para formar estas cadenas de datos únicas e inmutables.

Las cadenas de bloques del Blockchain

Esquema de la estructura de la cadena de bloques.

Por lo tanto, la tecnología Blockchain nos permite saber todo el camino que ha seguido cierta información desde que se creó hasta el momento.

Para que se entienda mejor, la Blockchain de Bitcoin es el historial de todas las transacciones que se han realizado hasta el momento, el cual se puede consultar en cualquier momento y ver detalles de las transacciones de cualquier usuario (eso si, de identidad privada).

Esto se podría trasladar a otros ámbitos como podría ser el mercado de bienes y propiedades, la administración pública y hasta el sector del marketing digital. A continuación veremos varios ejemplos.

Más allá de la economía

Como ya hemos visto, la cadena de bloques está íntimamente relacionada con las criptomonedas como el Bitcoin o el Ethereum. Pero, ¿es posible trasladar este concepto para otro tipo de transacciones? Claramente la respuesta es que si y ahora vamos a ver cómo.

Trasladar el uso de la tecnología Blockchain a otros sectores seria una forma de otorgar transparencia a cualquier tipo de proceso y de suprimir cualquier tipo de intermediario (como pueden ser los bancos o los notarios), sustituyendo productos y servicios que dependen de terceros para así estar totalmente descentralizados.

Vamos a ver diferentes alternativas que usan (o que podrían usar en un futuro cercano) la tecnología Blockchain como protagonista:

  • Administraciones públicas

Uno de los ámbitos mas interesantes de la usabilidad de la cadena de bloques es la administración pública, la cual podría presumir así de una transparencia absoluta. Alguna de las aplicaciones de este sector podrían ser los registros de propiedades: solventando así los problemas de lentitud y los tramites burocráticos unificando todo el registro de propiedades con esta tecnología. Japón es uno de los países pioneros en esta iniciativa, el cual trabaja en ello desde 2017.

Otro caso se podría aplicar en el contexto de las ciudades conectadas: con el uso de la tecnología Blockchain para la integración y gestión de mobiliario urbano, parques, señales de transito, aguas, electricidad, etc.

  • Seguridad social y sanidad

Aunque se podría englobar dentro de la administración pública, la sanidad también podría sufrir una verdadera revolución con la integración de esta tecnología que permitiría registrar todo tipo de historiales médicos y resolver uno de los problemas clásicos de la gestión de la sanidad.

  • Uso electoral

El uso de la tecnología Blockchain tiene la capacidad de proporcionar un sistema de conteo de votos electrónicos imposible de alterar. Este sistema podría asegurar la identificación de los votantes, la elección durante el registro del voto y certificar que los votos no puedan ser manipulados en una fecha posterior.

  • Contratos

Más conocidos como smart contracts, son contratos en forma de código que se autoejecutan si se cumplen unas condiciones. Por ejemplo, si se vende un piso a través de esta tecnología, los nodos ejecutan la función del smart contract cambiando así el titulo de propiedad al usuario comprador y haciendo una transferencia con el valor de venta al antiguo propietario de forma automática y transparente.

Como podéis ver, la versatilidad y las aplicaciones de la tecnología Blockchain es tan extensa que es difícil pensar en un área que no pueda ser transformada a través de ella. Su infinidad de aplicaciones hacen pensar en la sustitución o actualización de roles como los de las entidades bancarias o los notarios. Es por eso que los mismos bancos son las entidades que más están invirtiendo en el uso de esta tecnología y sus aplicaciones por miedo a que les quiten el sitio.

Blockchain y Marketing Digital

Ahora que ya sabemos qué es y como funciona la tecnología Blochchain, vamos a ver cuales son las aplicaciones y la usabilidad que el Marketing Digital puede darle a esta nueva y revolucionaria tecnología.

  • Compras online

Una de las aplicaciones prácticas de esta tecnología y que ya ha entrado en funcionamiento es aportar plena confianza en el proceso de compras online y de e-commerce. La razón es que permitiría al destinatario final conocer todo el proceso de producción del producto o servicio, desde su fabricación hasta su distribución final. Es así como, gracias a la Blockchain, podríamos decir adiós a las falsificaciones o a las estafas online con las que se encuentran miles de consumidores a diario.

  • Uso de datos

Hasta ahora el trato irregular de los datos personales por diferentes compañías y/o agencias publicitarias y de comunicación están en el punto de mira para toda la comunidad digital. El uso de la tecnología Blockchain en este campo podría ser la solución a todas estas irregularidades, ya que el usuario queda como único titular y responsable total de sus datos.

La idea que nace de aquí es ofrecer una trazabilidad total de lo que se está haciendo con los datos del usuario, con lo que ningún actor podría beneficiarse de forma irregular y sin permiso previo del usuario. El debate que aparece aquí es si el usuario podría cobrar por ofrecer sus datos o por recibir un anuncio, algo que, quizás ahora, parezca totalmente imposible.

  • Contratos

Otro aspecto que afectaría a agencias, marcas, influencers y diferentes actores del marketing digital podría ser la implementación de los smart contracts  de los que hemos hablado anteriormente. Con esta aplicación se aseguraría el cumplimiento de las condiciones pactadas previamente por las dos partes, las cuales tramitarían el contrato automáticamente una vez cumplidas las condiciones.

Estos son solo algunos de los posibles usos que podría tener la tecnología Blockchain en nuestro sector. Sin embargo esto puede ir mucho más allá.

Lo que está claro es que la tecnología Blockchain ha venido para quedarse, para democratizar cualquier flujo de información y para ofrecer una red descentralizada libre de intermediarios, aportando así a cualquier proceso mayor seguridad, rapidez y ahorro económico.

Share Button