Verde que te quiero verde

La importancia del marketing sostenible

El marketing sostenible es el que motiva a las empresas a adoptar prácticas sustentables de negocio. Poniendo siempre como objetivo el deseo de crear un mundo mejor, se definen un conjunto de acciones que giran entorno a las 3 R de la sostenibilidad; la reducción, el reciclaje y la reutilización.

Vivimos en una sociedad definida por el consumismo, que nos impide en muchas ocasiones distinguir entre lo que queremos y lo que realmente necesitamos. Con una demanda cada vez más caprichosa, parte de la sociedad empieza a ver que este consumismo está impactando directamente a nuestro planeta. Las producciones se hacen cada vez a mayor escala, y la continua lucha por buscar los costes más bajos, ha potenciado el uso de materiales altamente contaminantes.

A primeras, se puede pensar que los consumidores ignoran la involucración de las empresas en temas de sostenibilidad, pero la realidad y  la evidencia nos dice que empieza a ocurrir justo lo contrario. Cada día hay más gente preocupada por la situación que vivimos, y por tanto, más gente mirando las letras pequeñas todas y cada una de las cosas que nos rodean.

La implementación efectiva del marketing sostenible sin duda mejora la relación de una marca con sus clientes, así como su imagen en el mercado. Las acciones que se planteen, tendrán que recaer sobre todo el proceso de producción y elaboración de los productos, teniendo siempre en cuenta la protección ambiental, la seguridad de los empleados y la responsabilidad social.

No cabe duda de que la aplicación de todos estos cambios de prácticas, implica muchos desafíos. Seamos claros, ser verdes tiene su coste. Pero siempre hay que pensar en el verdadero significado de dicha inversión, ¿es un mero coste o es un coste que va a ayudar a cambiar el mundo?

En temas como la sostenibilidad, deberíamos pararnos a pensar siempre en las implicaciones derivadas de cualquiera de nuestras acciones. Lo más crítico es que el impacto de los seres humanos sobre el medio ambiente, es una preocupación realmente reciente.

No ha sido hasta que se han empezado a dar a conocer proyecciones sobre el calentamiento global, y estimaciones sobre la dimensión de la huella humana en el planeta, que la gente ha empezado a tenerlo más presente.

A este punto, podemos afirmar que la adaptación a esta realidad se va a convertir en un imperativo para todos. En el mercado empezamos a encontrar clientes que eligen productos, basándose en la consideración que la empresa ha tenido con respecto a la sostenibilidad. Como vemos, los clientes ya han empezado a  dar sus primeros pasos, así que ahora es vuestro turno empresas, a por el cambio!

Júlia Garcés i Peñalver

Máster en Marketing Directo y Digital, UPF BSM. 

Share Button