Lo que perciben los sentidos impacta en la parte emocional del cerebro de las personas despertando recuerdos, sensaciones y emociones que pueden llegar a crear una experiencia de consumo totalmente diferente. Una cifra, el 35% de todo lo que se huele se recuerda.

1. ¿Cómo llega un empresario a querer crear una startup de Marketing Olfativo?

Cuando iniciamos nuestro proyecto no existía o, mejor dicho, no conocíamos tal línea de negocio ni concepto. Se inició como el proyecto de un producto que buscaba una manera diferente de comunicar y llegar al consumidor a través del olfato. Además iniciamos el proyecto con una total ignorancia sobre el sentido del olfato y su potencial. Sólo con ilusión, muchas ganas y un interés absoluto de hacer algo diferente, aunque no sabíamos ni como llevarlo a cabo.

2. ¿Es difícil trabajar con grandes marcas como Inditex? ¿Tienen claros sus objetivos o se dejan asesorar?

Es difícil trabajar con cualquiera que no tenga claro lo que quiere, y el problema es que si no existe alguien, dentro de la empresa, que lidere el proyecto y tenga muy claro el concepto y lo que quiere conseguir es muy difícil tirar adelante un proyecto de marketing olfativo.

En grandes empresas es más difícil porque intervienen muchos departamentos y hay muchas personas implicadas. La clave reside en que quien lidere el proyecto sepa lo que busca a la hora de utilizar el marketing olfativo.

3. ¿Qué olores son más eficaces a la hora de materializarlos en un comercio?

Es más fácil trabajar con un comercio que venda productos de alimentación, hay un mayor potencial en ese campo y la asociación para el cliente es mucho más directa. A partir de aquí cualquier entidad, empresa o comercio es susceptible de utilizar el marketing olfativo como elemento para acercarse a su cliente.

Tanatorios, farmacias, empresas de deporte, de moda, concesionarios, bufetes de abogados, hoteles; cualquiera de ellos puede utilizar el marketing olfativo para llegar a sus clientes.

4. ¿Es muy difícil conseguir crear el aroma de una marca determinada? ¿Qué se tiene que tener en cuenta para hacer que el aroma de una marca se reconozca fácilmente?

Para que algo se recuerde ha de ser “polarizante”, significa que ha de ser una fragancia arriesgada,  habrá personas a quienes gustará y otras a las que no, pero quedará en la mente de nuestro cliente. En cambio, si buscamos algo que guste a todo el mundo, estará bien pero será una fragancia muy neutra, por lo que no molestará pero tampoco será recordada.

5. ¿Se pueden llegar a reproducir todo tipo de olores?

No, está claro que no. Es imposible reproducir perfectamente todos aquellos olores que tenemos muy claros en nuestra mente, porque un olor emana de una sustancia, mientras que la reproducción de cualquier olor elaborado en perfumería sale de la unión de muchas materias diferentes. Siempre existen pequeños matices que son extremadamente complicados de reproducir. Los americanos llaman al olor a café y a pan “el olor del millón de dólares”, porque nadie ha conseguido reproducirlos a la perfección

6. ¿Qué emociones/deseos se pueden llegar a despertar con el marketing olfativo?

Cualquier emoción o sensación puede ser reproducida, lo que no podemos es despertar con un olor la misma emoción o sensación a todo el mundo. Los olores van muy ligados a la vida personal de cada individuo y lo que para uno es un olor placentero y maravilloso, como puede ser un olor a coche nuevo, a otro puede recordarle su niñez y como se mareaba en el coche nuevo de su padre. Siendo el mismo olor puede despertar dos sensaciones opuestas y así con todos los olores. Pero está claro que se pueden despertar  emociones “generalizadas” como el olor de césped recién cortado que te huele a fin de semana y a campo.

7. ¿Se puede cambiar el estado de humor de una persona según el olor que perciba? ¿Se puede conseguir que compre más según el aroma que perciba?

Esta claro que un olor puede trasmitir y cambiar el estado de humor puesto que tiene la capacidad de emocionarnos y eso nos hace cambiar el estado de ánimo, pero sólo en aquellos olores que son de carácter primario, como los alimentos, nos pueden despertar el deseo de comprar un producto. En el resto de olores es un canal más de los que se usan para llegar al cliente y ser recordado.

8. ¿Qué olor es el más raro que en Akewuele  ha tenido que materializar? ¿De qué sector era la empresa que lo encargaba?

Fricadas nos han pedido varias, pero a veces los proyectos finalmente no se han materializado. Como empresa lo más raro que estamos aromatizando son unos tanatorios en el País Vasco y, en cuanto a  solicitudes raras,  una para un museo que quería el olor a azufre de un volcán, era extremadamente desagradable.

9. ¿Qué papel juega el marketing olfativo en la captación y en la fidelización de un cliente?

Una fragancia en el punto de venta puede ayudar a comunicar a relajar y a variar el estado anímico del cliente, pero está claro que un olor por sí solo no hará comprar más. Pero si entras en un hotel precioso con todo ordenado, limpio y cuidado y huele mal,  por muy bien que esté todo lo demás, la sensación será muy desagradable.

Siempre he comentado que es muy arriesgado dejar al azar un sentido tan potente como el olfato, porque lo normal es que no trasmita lo que la empresa o la marca quiere comunicar, por lo tanto es importante trabajar sobre ello para conseguir producir la sensación que se quiere generar al cliente.

ekewuele

 

 

 

Nausica Fernández 

Máster en Marketing Directo y Digital, UPF BSM. 

Share Button